Desayunando con los Bomberos


Desde Desayuna Galicia sentimos curiosidad por saber qué desayuna un bombero, así que invitamos a uno de los turnos del Parque de Bomberos de Santiago a desayunar y a charlar un rato sobre ese momento del día, a que nos contaran qué suelen tomar y claro, les llevamos unos croissants en agradecimiento a su disposición, estuvieron encantados de compartir un par de horas matinales y contarnos alguna que otra anécdota.
Los bomberos tienen cierta imagen de personas sanas, deportistas, pero ¿cuidan su alimentación a la hora más importante del día? Desde luego comprobamos que sí, más de lo que creíamos, nos llevamos una grata sorpresa al encontrar cereales, leche de soja, fruta, frutos secos, infusiones... en la mesa. Cada uno de los bomberos trae de casa su desayuno. Tenemos que pensar que sus turnos duran 24 horas, así que el desayuno y la comida se hacen en el lugar de trabajo.


Para comer se organizan de otra forma, pero, salvo alguna excepción churrera ocasional y un desayuno inglés que se "regalaron" en un día bastante duro, cada uno se trae lo suyo, aunque procuran desayunar juntos siempre que pueden.
Como podéis ver en la foto, desayunamos todos de lujo y estuvimos conociendo un montón de anécdotas relacionadas con el desayuno, como la de aquella furgoneta de reparto que tuvo un accidente y cuando el conductor supo que tenía que ir al hospital, se acercó a los bomberos y les dijo que antes quería meter toda la bollería y el pan dentro, a ver si a la vuelta no quedaba nada!



En ocasiones los bomberos llegan de la intervención con la sonrisa en la boca y una pequeña recompensa, como cierta noche en la que después de haber estado trabajando un montón de horas en una incidencia en el ensanche compostelano, el dueño de la cafetería que estaba justo enfrente les llevó el desayuno, un café con leche y unos bollos que les supieron a gloria bendita, aunque nos confesaron que pocas veces tienen que desayunar fuera, la hora del desayuno no suele sonar la atronadora sirena (damos fe de que suena muy, muy alto), algo que sí ocurre en otras comidas, de manera que están más que acostumbrados a comer frío, duro, recalentado, seco...
El día de nuestra visita estaba muy tranquilo, así que... Mandamos a nuestra taza de Desayuna Galicia a hacer una pequeña excursión ¿qué os parece?



Menudas vistas de la ciudad desde ahí arriba, y qué emoción subir tan alto!! Envidia de la taza y mil gracias a los bomberos por su generosidad y su simpatía, nos ha encantado acompañaros y nos ha sorprendido comprobar que algunos ya conocían esta humilde página de desayunos.
Terminamos con la foto de familia que nos sacó mi pequeño ayudante.



2 comentarios:

  1. Me ha gustado un montón esta entrada! Felicidades!!! :)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!! Nos encanta que te haya gustado

    ResponderEliminar